Los Juegos Olímpicos de Tokio ya son historia. La cita se cerró con la ceremonia de clausura, tras 17 días de competición y 339 medallas repartidas, entre recuerdos por lo vivido, añoranza por lo que pudo ser y mucho cariño a la cultura japonesa, además de la resiliencia mostrada en un contexto tan complicado.

Los fuegos artificiales iluminaron el Estadio Olímpico de Tokio para marcar el comienzo de este capítulo final.

La Tokyo Ska Paradise Orchestra inundó el ambiente del Estadio Olímpico para cerrar con broche de oro la ceremonia de clausura, nuevamente sin público, pero sí con varios ateltas en una celebración de triunfo deportivo y humano.

Con una ceremonia especial, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, clausuró los Juegos de Tokio 2020 y pasó la posta a la ciudad de París, Francia, organizadora de las olimpiadas en 2024: Declaro los juegos de la 32 olimpiada… clausurados”, despidió Bach.

A partir del 24 de agosto, y hasta el 5 de septiembre, continúan los Juegos Paralímpicos Tokio 2020.