Montevideo, 11 jun (EFE).- Entre bocinas, saltos y espuma, al grito de «dale campeón» los uruguayos celebraron en las calles de Montevideo el campeonato Mundial sub-20 luego de una final con Italia que hizo «sufrir» a los aficionados que se acercaron a verla en pantalla gigante.

La brisa helada que se hizo presente durante la tarde del domingo en las calles de la capital uruguaya no detuvo al millar de uruguayos que con banderas, gorros, caras pintadas y vuvuzela​s se acercaron a la céntrica explanada de la Intendencia de Montevideo.

Allí, buscando el calor en el típico mate, las tortas fritas, el vino o la cerveza, los fanáticos siguieron por la pantalla de la Dirección Nacional de Impresiones y Publicaciones Oficiales (IMPO).

Al culminar el encuentro, la euforia se apoderó de los más pequeños y los más grandes, que saltaron y bailaron con cánticos como el «soy celeste» y el «dale campeón» en medio de la avenida 18 de julio.

Preguntada sobre cómo vivió la final, Carla Salvadori, que abrazada a su hija seguía con una sonrisa fija en el rostro, dijo a EFE que fue con el sufrimiento al que ya la tiene acostumbrada Uruguay en los grandes campeonatos de fútbol.

«¡Fah sufriendo como siempre! Sufrimos con el partido, sufrimos con los arbitrajes pero bueno, estamos acostumbrados, así es Uruguay, nos juegan en contra pero ganamos otra vez», expresó la uruguaya.

Si bien Salvadori manifestó que al principio no le tenía «tanta fe» a los jugadores de la selección sub-20, estos fueron «creciendo» de manera «impresionante» con los partidos hasta una victoria que, adelantó, se va a seguir celebrando.

«Vamos a salir a festejar hasta la madrugada y cuando vuelvan los chicos vamos a ir al aeropuerto. Vamos a buscarlos y acompañarlos porque la verdad que desde abajo crecimos mucho», resaltó.

Por su parte, Gabriel Sosa, con los colores y el sol de la bandera del país sudamericano pintado en la cara, indicó que sí esperaba que la Celeste se quedara con la copa en el Estadio Único Diego Armando Maradona de La Plata (Argentina).

«Uruguay escribió un camino con contundencia. Fue seguro, fue capaz y sobre todo las cosas tenía todo lo necesario para ganar la competencia», reflexionó, y precisó que, como vio todos los partidos, notó que el equipo corrigió cosas que no funcionaban e implementó una estrategia efectiva para ganar.

Al grito de dale campeón Uruguay celebra en las calles su título mundial 1

Una vez que el festejo se extendió por toda la extensión de la principal avenida de Montevideo, asomándose desde las ventanas de los coches con banderas, camisetas celestes y hasta pelucas de ese color puestas, algunos se acercaron a filmar con sus teléfonos y celebrar.

Acompañado de su hijo Joaquín, Javier Santos dedicó desde allí unas palabras cargadas de jolgorio y emoción.

«Un equipo que jugó como nunca he visto jugar Uruguay, metiendo, dominando completamente a Italia. Italia no pateó al arco», subrayó, y añadió que tenía «toda la ilusión» de que ganara pero no imaginó que la victoria «iba a ser tan tan apabullante y tan contundente».

«Metieron como caballo los gurises con lesionados, con suspendidos, con el juez (en la final), que nos quiso anular el gol, no echó al italiano y Uruguay es campeón del mundo», redondeó.

El Mundial Sub-20 cerró este domingo con el primer título de la categoría para Uruguay gracias a un gol de cabeza de Luciano Rodríguez en el minuto 86, que le dio la victoria a la Celeste sobre Italia en el estadio Único de La Plata.

Al grito de dale campeón Uruguay celebra en las calles su título mundial 2

Deja tu comentario