Duvier Riascos fue el jugador que marcó diferencia. Su doblete le permitió a los albos alzar la corona 16 para sus vitrinas pero además demostró que en el fútbol, la calidad individual puede hacer diferencia. Alianza sufrió en el segundo tiempo pero cuando parecía que estaba contra las cuerdas, el colombiano anotó el segundo y definitivo 2-1 sobre Platense.

Platense nunca se sintió inferior en el campo. Peleó, cerró filas y aprovechó en el momento que tuvo que atacar y encontró premio aunque no le alcanzó ante la calidad ofensiva con la que de nuevo contaron los paquidermos.

En los primeros minutos, Alianza tenía claro que saldría a buscar el marcador. Comenzó con pelotazos por los extremos para intentar hacerle daño a la defensa viroleña, que mantuvo la calma y aguantó, mientras Landazuri y Delgado estaban atentos a la contra, lo que tras 10 minutos le permitió al menos dos llegadas a los gallos.

Al minuto 15, tras una gran jugada individual por derecha de Óscar Rodríguez, el volante centró para Duvier, que no tuvo que saltar para recibir el cabezazo que se fue apenas desviado de la portería de Meme González.  Los capitalinos tenían la posesión de su lado pero no lograban desequilibrar la sólida defensa amarilla

Al 27′ Steve Alfaro tuvo la primera clara para los viroleños pero el disparo se fue desviado. Un minuto después fue el turno de Rodolfo Zelaya, que trató de colocar el disparo desde fuera del área pero la pelota salió demasiado elevado.

Pero el gol llegó al minuto 38 tras una terrible salida de Meme González para el imponente salto de Duvier Riascos que mandó la pelota al fondo de la portería. 1-0.

 

El Platense sufrió los últimos minutos del primer tiempo, descolocado anímicamente tras el tanto del colombiano.

Pero al 46′ la primera polémica del encuentro. Landazuri anotó el gol del empate pero fue invalidado por el árbitro tras considerar que previo al cabezazo del extranjero, hubo una falta.

Platense finalmente encontró premio a su insistencia y al 55 encontró el empate tras un centro de Lezcano que ahora sí Landazuri hizo efectivo de forma legal. Alianza comenzó a sufrir durante los siguientes minutos, sin encontrarse en el campo y apelando al contragolpe pero no encontraba los suficientes hilos de pase para hacerlo.

Alianza ahora jugaba con las cartas a su favor.  Apostó por los cambios, cerró sus filas y esperó a que Platense tuviera el balón para aprovechar las transiciones. El tiempo corrío en contra de los gallos, que el tiempo no les alcanzó y los albos lograron la número 16, gracias en buena parte, a una gran actuación de Duvier Riascos, figura del torneo.