Tigres y América empataron este jueves 1-1 en el partido de ida de la final de la Liga de México y dejan la moneda al aire para el domingo en la vuelta.

Los anotadores fueron Henry Martín (51’) vía penal, mientras que Osiel Herrera (71’) descontó para los universitarios y así dejar la serie abierta.

El partido fue trabado, con mucha intensidad, pero muy poca claridad al frente por parte de ambos equipos. América fue mejor y lo más relevante que creó al ataque fue un disparo de Miguel Layún, tras asistencia de Valdés, que pasó muy cerca.

El jugador que está por retirarse dio sus mejores minutos en mucho tiempo. Layún fue el más peligroso de la visita hasta con centros. Uno de ellos cayó en el área, pero Henry Martín lo remató con el pecho. Diego Valdés tuvo una más, pero el chileno no conectó bien y perdonó la más clara. Así se fue el primer tiempo en un Volcán apagado.

El complemento comenzó distinto. No llevaba ni un minuto y Quiñones mandó un disparo que amenazó con meterse a la portería, pero el Patón Guzmán salvó. La atajada del argentino se opacó cuando Jesús Angulo metió una patada imprudente sobre la Pantera. Henry Martín tomó el balón y lo clavó con clase ante el berrinche de Nahuel. El Volcán enmudeció por completo.

Tigres quiso dar el zarpazo del empate de inmediato. Así lo demostró el cuadro de casa, pero se encontró con una zaga azulcrema bien plantada en su zona, pero que se metió demasiado atrás, que los felinos supieron aprovechar. En tiro de esquina, Herrera metió un remate de cabeza, que puso la paridad en Monterrey.

Deja tu comentario