Redacción Deportes, 2 nov. (EFE).- El diestro dominicano Cristian Javier lideró este miércoles el primer partido sin hits combinado en la historia de la Serie Mundial para que los Astros de Houston igualaran 2-2 la disputa por el título de campeones de las Grandes Ligas al derrotar 0-5 a los Filis de Filadelfia.

El hondureño Mauricio Dubón vio acción en este partido al ingresar en la octava entrada.

Antes de este juego sin imparables, Don Larsen, de los Yanquis de New York, lanzó el único juego perfecto de la Serie Mundial el 8 de octubre de 1956 en el tercer duelo de la final de ese año ante los Dodgers de Brooklyn.

Con este triunfo para la historia de la MLB, los Astros, quienes jugarán el quinto partido este jueves en Filadelfia, se aseguraron que el Clásico de Otoño retornará a Houston, donde se disputarán el sexto partido y -de ser necesario- el séptimo juego.

Javier (2-0) mostró la excelencia de su labor en cada uno de los picheos que realizó, como lo necesitaban los Astros, para dejar totalmente fuera de paso a la poderosa ofensiva de Filadelfia.

El derecho de 25 años silenció a los fanáticos que asistieron al Citizens Bank Park de Filadelfia al otorgar apenas dos bases por bolas en los seis episodios que estuvo en el montículo.

En total, el quisqueyano, quien colocó en la zona de strike 63 de los 97 picheos que realizó, logró el 50% de sus outs por la vía del ponche, retractando a 9 de los 18 bateadores que retiró en el partido.

Tras la participación de Javier, quien también fue parte de un juego sin hits combinado en la serie regular ante los Yanquis, tomó la pelota su compatriota Bryan Abreu, quien trabajó el séptimo episodio sin libertades y que ponchó a los tres hombres que enfrentó.

Abreu dio paso al también quisqueyano Rafael Montero, quien extendió la sequía de los Filis luego de completar un capítulo sin imparables y un ponche.

Ryan Pressly tomó entonces la pelota y otorgó una base por bolas en la novena entrada para completar la histórica labor para el conjunto de Houston.

Alex Bregman remolcó dos carreras y fue el principal hombre a la ofensiva por Houston.

El diestro Aaron Nola (2-2) nuevamente se quedó corto ante los Astros y apenas completó cuatro entradas de tres anotaciones y cuatro ponches.

A su salida de juego, Nola dejó la responsabilidad al venezolano José Alvarado, quien había mantenido un gran dominio en esta postemporada pero que no pudo evitar el daño de los bates de Houston, quienes le anotaron dos vueltas en un episodio en el cual ponchó dos rivales.

Los bateadores de los Filis, que en el tercer encuentro conectaron cinco cuadrangulares, fueron totalmente anulados, llegando a embasarse por bases por bolas Kyle Schwarber, Brandon Marsh y Bryce Harper.

La ofensiva de los Astros, quienes venían de ser blanqueados en el tercer juego de la serie, se destapó anotando cinco carreras en el quinto capítulo del partido de este miércoles.

La primera vuelta de los de los dirigidos por Dusty Barker llegó por culpa de Alvarado, quien entró a lanzar por Nola, con las bases llenas sin outs, y golpeó al cubano Yordan Álvarez, lo que permitió que Chas McCormick anotara la primera vuelta de la entrada y del partido.

Seguido del pelotazo propinado por Alvarado, Bregman despachó un doble hacia la banda del jardín derecho que llevó a la registradora al venezolano José Altuve y al dominicano Jeremy Peña.

Kyle Tucker pegó un elevado de sacrificio al jardín central para que Álvarez llegara a la timbradora y Bregman se moviera hasta la antesala, desde donde anotó la quinta carrera de los Astros por indiscutible del cubano Yuli Gurriel.

En los Astros, Altuve bateó un imparable -el número 100 de su carrera en la postemporada- en cinco turnos y anotó una carrera, Peña terminó con dos indiscutibles y una anotada en cinco presentaciones al plato, y Álvarez registró una anotada y una remolcada al pegar un hit en cuatro veces con el madero.

Gurriel sumó dos incogibles, con una impulsada, en cuatro oportunidades al bate y el puertorriqueño Christian Vázquez se quedó con un indiscutible en tres visitas al plato.

Por los Filis, el dominicano Jean Segura se fue en blanco en tres turnos al bate.