Boca Juniors ganó a River Plate el superclásico por los octavos de final de la Copa de Argentina. Tras igualar sin goles en los 90 minutos, los xeneizes de Miguel Ángel Russo se impusieron 4-1 en la tanda de penales y clasifican a la siguiente fase.

El duelo, como suelen ser estos partidos, se dio con pierna fuerte y brusco. Cinco jugadores millonarios vieron la amarilla. Boca terminó con cuatro amonestados, incluido Marcos Rojo por una dura plancha.

Terminado el tiempo regular, Boca y River debieron definir en tanda de penales, pero el equipo riverplatense falló de entrada y se despidió ante la efectividad xeneize.

En cuartos de final Boca Juniors enfrentará a Patronato por el paso a las semifinales.