El Barcelona hizo oficial la rebaja salarial de dos de los capitanes del primer equipo, Sergio Busquets y Jordi Alba, lo que permitió que Sergio ‘Kun’ Agüero haya podido ser inscrito finalmente en LaLiga y ampliar el límite del ‘fair play’ financiero.

Después de Gerard Piqué, que fue el primer capitán en adecuar su sueldo a la difícil situación económica que vive la entidad y permitió las inscripciones de Memphis Depay, Eric Garcia y Rey Manaj, ahora ha sido el turno de sus compañeros Busquets y Alba.