Al borde del minuto 90, con el empate como único destino aparente y merecido para su partido frente al Crystal Palace, surgió Conor Gallagher para reanimar al Chelsea con un golazo imprescindible y balsámico para el proyecto de Graham Potter, que esquivó un fiasco y disimuló todos sus insistentes problemas con un triunfo apurado por 1-2, entre la indefinición y la inconsistencia con la que jugó este sábado en Selhurst Park.

En este partido, Aubameyang, ex del Barcelona, anotó su primer gol con la camisa del Chelsea.

Por su parte, Liverpool y Brighton regalaron un partidazo en Anfield dejando como resultado un empate 3-3.

Una exhibición de pegada del belga Leandro Trossard en el estreno como técnico del Brighton de Roberto de Zerbi, autor de un triplete en Anfield explotando la debilidad defensiva del Liverpool, aumenta los problemas del equipo de Jürgen Klopp a once puntos de la cabeza en un duelo en el que el español Robert Sánchez pasó de los infiernos de un portero al cielo con una parada salvadora final.