El otrora temible equipo que se paseaba imponiendo respeto por toda Europa ha desaparecido. Si bien ya daba esos síntomas en las ultimas temporadas, la partida de su referente, Lionel Messi los ha llevado a convertirse en un equipo normalito, común y corriente.

De ese gran Barcelona ya queda muy poco. Los resultados generados en el inicio de esta campaña no son causa de presunción para nadie, incluso Gerard Piqué llegó a decir que “esto es lo que hay”, una especie de llamado de resignación para su afición.

Si bien el equipo catalán se mantiene invicto en LaLiga, son cinco partidos de los cuales apenas ganó dos y suma tres empates ante clubes de media tabla hacia abajo y en Champions el Bayern Múnich también hizo lo que quiso con ellos.

Este club sufrió para empatarle al Athletic de Bilbao y para empatarle al Granada tuvo que esperar hasta el minuto 90 y ahora le tocó visitar al Cádiz donde también terminó cediendo dos puntos. En esta ocasión no fue capaz ni siquiera de marcar un gol.

Estos resultados han generado un ambiente de tensión entre el presidente Laporta y el entrenador Ronald Koeman que, cualquier impresión de caballerosidad mutua es una flagrante hipocresía de parte de ambos. El holandés está en arenas movedizas y al dirigente solo le queda andarse rebuscando de jugadores baratos para darle otra cara a un equipo que tiene una cara de perdedor consumado durante todo lo que se viene de temporada. Quizas Messi ya veía venir toda esta debacle y no se bajó todo el sueldo suficiente para apostar por este equipo.

Momento en que es expulsado el mediocampista Frenkie de Jong

“Otro triste comunicado” tituló Marca en su portal digital haciendo referencia a la carta que leyó el técnico de los culés en la conferencia del juego horas antes y después se retiró de la misma.

Por su parte, el otro diario madrileño As dice que “El Barca no levanta cabeza” tras hacer alusión a una pobre imagen en el primer tiempo y una injusta expulsión de otro holandés, en este caso el mediocampista Frenkie de Jong.

En cuanto a los diarios afines al FC Barcelona, Sport le dio todo el crédito del punto conseguido al portero Ter Stegen y por su parte, Mundo Deportivo hace alusión a un empate que deja a Koeman en una situación bien complicada. El Barcelona se ha quedado en la séptima posición.