Por medio de un comunicado emitido en redes sociales, el club deportivo Motagua afirma que condena los actos violentos que se generaron luego del partido de clásico capitalino que se disputó en Harrison, Nueva Jersey.

Tras finalizado el encuentro que terminó con un triunfo a favor de las Águilas 3-2, en las afueras del inmueble se suscitaron hechos violentos donde se vieron involucrados barristas sudamericanos seguidores del equipo América de Cali y elementos de la Ultra Fiel del Olimpia.

Sin embargo dentro del estadio también se suscitaron actos violentos, donde se vieron involucrado el cuerpo técnico del equipo Motagua encabezado por Diego Martín Vázquez.

Versiones no oficiales afirman que en la revuelta salieron 12 personas heridas más una persona fallecida, aparte de una decena de detenidos.