El lateral derecho del FC Barcelona, Dani Alves, ha saltado al césped del Camp Nou descalzo, imitando el ritual del ex jugador azulgrana, Yerry Mina, en su presentación. El jugador se ha dirigido a los 10.378 aficionados presentes en las grada, ha firmado el contrato en su puesta y, posteriormente, se ha vestido de corto.

El brasileño, que ha recalado en Barcelona con 38 años y como agente libre, ha vibrado junto al público en el que fue su estadio entre 2008 y 2016. Su apuesta en la vestimenta le llevaron a calzar chanclas durante todo el acto, algo que ya hizo en su primera presentación, pero a la hora de saltar al césped las dejó en la zona de banquillos.