El delantero Timo Werner nunca pudo afianzarse como titular indiscutido desde su llegada al Chelsea de la Premier League a mediados de 2020.

Disputó cerca de noventa partidos en dos temporadas, donde anotó 23 goles y se consagró campeón de la Champions League, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes. Sin tanto terreno en la consideración de Thomas Tuchel, decidió pegar la vuelta a Leipzig y este martes fue presentado en el conjunto alemán.

El artillero teutón de 26 años es el máximo goleador histórico de la joven institución de Red Bull con 96 goles y regresa para seguir haciendo historia. Medios europeos aseguran que la transferencia se hizo en alrededor de 20 millones de euros, bastante menos de lo que los Blues habían pagado por él dos años atrás: 53 millones de euros.

Surgido de las inferiores de Stuttgart, Timo Werner llegó a Leipzig en 2016. A fuerza de goles llevó a su equipo al ascenso a la Bundesliga y realizó temporadas históricas, peleando por los primeros puestos de la Primera División de Alemania (fueron segundos en la temporada 2016-17) y llegando a la semifinal de la Champions League en 2020.