Al menos ocho empleados de un hotel japonés, donde se aloja el equipo olímpico de judo de Brasil, dieron positivo a pruebas del coronavirus, informaron este jueves autoridades locales.

Funcionarios de salud y deportes de la ciudad de Hamamatsu, al oeste de Tokio, dijeron que las pruebas se tomaron antes de la llegada de la delegación brasileña, de 30 personas, el sábado.

Aseguraron que ninguna de las personas infectadas estuvo en contacto con los atletas.

La noticia se conoció en momentos en que Tokio se prepara para celebrar los Juegos Olímpicos casi a puerta cerrada, con estrictas medidas para evitar contagios entre atletas, funcionarios y periodistas.

«Solo quienes tengan constancia de una prueba negativa están trabajando» con el equipo de judo, sostuvo Yoshinobu Sawada, funcionario deportivo de la ciudad.

«Le explicamos al equipo que únicamente (trabajadores sanos) están en la burbuja. Creemos que ellos entendieron la situación y nuestras medidas anticontagios», dijo a AFP.

Un familiar de uno de los trabajadores infectados también dio positivo, según las autoridades de Hamamatsu.

Tokio enfrenta actualmente un estado de emergencia por el virus, con un aumento en los contagios. La ciudad registró el miércoles 1.149 casos de covid-19, la cifra más alta desde enero.

Los participantes olímpicos estarán sujetos a medidas estrictas y en general se mantendrán alejados del público japonés.

El Comité Olímpico Internacional (COI) dijo este miércoles que de más de 8.000 personas que llegaron a Japón entre el 1 y el 13 de julio, solo tres dieron positivo al ingresar y fueron puestas en aislamiento.

El jefe del COI, Thomas Bach, se comprometió a «no traer ningún riesgo» a Japón con los Juegos, que serán inaugurados el 23 de julio. (AFP)