Las autoridades de Kenia arrestaron este viernes por segunda vez al presidente de la Federación de Fútbol de Kenia (FKF), Nick Mwendwa, un día después de que un tribunal cerrase un presunto caso de corrupción en su contra.

«Es cierto que Mwendwa está arrestado y ahora se encuentra en la sede del Directorio de Investigaciones Criminales (DCI)», dijo su abogado, Eric Mutua, en declaraciones recogidas por medios locales.

Según el periódico keniano Daily Nation, agentes de la Policía bloquearon este mediodía el vehículo de Mwendwa en el norte de Nairobi, antes de detenerle y llevarle a la sede del DCI.

Esta es la segunda vez que la Policía detiene al presidente de la FKF desde el pasado 12 de noviembre, cuando fue arrestado en relación con el supuesto gasto de cerca de 700 millones de chelines kenianos (unos 5,5 millones de euros) procedentes de fondos públicos, según medios locales.

Sin embargo, la jueza Wandia Nyamu, del Tribunal Superior de Nairobi, cerró este jueves el caso contra Mwendwa porque el Gobierno no había presentado una acusación formal contra él.

Nyamu también acusó a la Policía de intentar difamar la imagen pública de Mwendwa y de haberlo detenido «de manera ilegal».

La primera detención de Mwendwa se produjo un día después de que la ministra keniana de Deportes, Amina Mohamed, desmantelase la dirección de la FKF y nombrase un equipo gestor para los próximos seis meses mientras se investiga una posible malversación de fondos.

El organismo rector del fútbol mundial, la FIFA, expresó su preocupación por la decisión del Gobierno keniano de disolver la Federación y ponerla bajo la responsabilidad de un comité interino.

La FIFA podría prohibir la participación de Kenia en sus actividades si no se revierte esa decisión.