La temporada del Manchester United había comenzado bien, pero después el castillo se derrumbó y sin que Ole Gunnar Solskjaer haya encontrado aún el modo de frenar la caída. Y la visita del Atalanta no llega en el mejor momento para los ‘Diablos Rojos’, duramente castigados por el Leicester el sábado (4-2).

El técnico noruego, a fuerza de esperanzas evaporadas, comienza a verse bajo la espada de Damocles, después de haber gastado gran parte del crédito con que contaba. Y la victoria ante el Villarreal no acabó de borrar el recuerdo de la derrota ante el modesto Young Boys suizo.

En este igualado grupo el ‘Submarino amarillo’ de Unai Emery, campeón de la última Europa League, pero también el joven equipo de Berna, tienen en el punto de mira los octavos de final, acechando un nuevo tropiezo del United.