El defensor del Real España, Wisdom Quaye, ha sido suspendido por la FIFA con 18 meses fuera de las canchas tras infinfir las reglas de antidopaje. Quaye dio positivo por clostebol al término de un partido eliminatorio.

Este miércoles, el jugador ha brindado una conferencia de prensa junto a miembros de la directiva del equipo aurinegro, encabezada por Elías Burbara.

Burbara fue tajante y asegura que FIFA aisló del caso al equipo y solo habló con el internacional hondureño. Además, reitera que ningún miembro de Real España ha estado ni estará dopado.

«Real España no ha puesto ningún jugador dopado, necesito que sepan que no vamos a infringir ningún reglamento. La sanción primeramente era de 4 años, pero la FIFA solo dio 18 meses. El club procedió con todos los gastos», dijo el presidente aurinegro.

Además agregó que la «FIFA hizo a un lado a Real España, por eso tuvimos que contratar una oficina de abogados en Europa. La única notificación fue que Quayé estaba suspendido».

Por su parte, Quaye también habló sobre el tema. «Es un momento difícil porque no ha pasado, sé la persona que soy y no debo bajarle la cabeza a nadie, ya que me tocó a mí vivir esto y ser testimonio para que los colegas tomen conciencia de lo que viví», dijo en comparecencia de prensa.

Quayé no ocultó su error que ha marcado un tropiezo en su ascendente carrera deportiva: «Todo está claro, mi castigo es por una crema que usé, en mi ignorancia la utilicé y no la reporté sin pensar que eso me afectaría de esta manera, pero no vamos a llorar sobre la leche derramada, sino lo vamos  que afrontar con responsabilidad para seguir luchando, ya que soy un guerrero que se va a levantar y seguirá adelante», agregó.

Aprovechó la comparecencia de prensa para agradecer el apoyo total de Real España en este doloroso tema: «Estoy muy agradecido con Real España, no me han dejado solo desde el día uno, ya que han estado al 100 porciento y en todo momento», explicó.