Los planes de futuro que el Real Madrid tiene para el noruego Erling Haaland se complican aún más y ya estaban bastante difíciles.

El club blanco en su sueño por el noruego tiene como obstáculo un momento de vacas flacas en las arcas blancas, a la oposición del Borussia Dortmund a vender (de momento) y a la obligación de tratar el fichaje con Mino Raiola, agente de Haaland, que tiene una relación densa con los merengues.

Y ahora, para colmo, asoma en Alemania un gran competidor con muchos millones, por muchos que se haya empeñado el Bayern Múnich en negar interés ahora también va por los servicios de Haaland.

Bild hace referencia a una cláusula para salir en 2022 por un precio bajo, aunque la información de AS, confirmada por el entorno de Haaland, es que dicha cláusula no existe; sí hay un acuerdo verbal con el Borussia para que se facilite su salida a partir de enero de 2022, por un precio que en su momento se tasó en unos 75 millones, si bien dicha cantidad habrá crecido en consonancia con la progresión del jugador.

Está claro que en 2022 la competencia para firmar a Haaland será enorme, y el agente del jugador, Mino Raiola, ya avisó en AS: «Sólo habrá una oportunidad para fichar a Haaland».