Este viernes se inauguró en el estadio que albergará la final de la Copa del Mundo de Catar durante el partido de la Supercopa Lusail que enfrentó al Al Hilal, campeón de Arabia Saudí, contra el Zamalek, campeón de egipcio.

El Estadio Lusail tiene capacidad para 80 mil espectadores y durante el certamen mundialista estará albergando 10 partidos, entre ellos el juego entre Argentina y México.

El juego inaugural se vivió a estadio lleno y fue el último examen de la organización de cara a la Copa del Mundo. La albiceleste y los aztecas jugará el próximo 26 de noviembre a la 1:00 p.m. hora de Honduras.

La final será el próximo 18 de diciembre.