España se dio un festín ante Eslovaquia y logró espantar los fantasmas de su mal juego y clasificar a los octavos de final de la Eurocopa 2020 de un solo disparo. Gran partido de los españoles.

Con novedades en su once, y a pesar de un buen inicio de  Eslovaquia, el conjunto de Luis Enrique estaba decidido a terminar con las dudas y dejar el partido sentenciado lo más rápido posible. En el 5′,  el portero Martín Drúbravka, que apuntaba a ser el verdugo de los españoles, realizó una gran parada a tiro de Álvaro Morata.

Siete minutos después, el portero de Eslovaquia siguió acrecentado su figura cuando le detuvo un penalti al propio Morata. Y poco después, también se volvió a lucir con otro tiro del 9 español. Sin embargo, en el 30′ pasó de héroe a villano. Tras un tiro de Sarabia que golpeó en el larguero, cuando el balón bajaba, se lo introdujo en su portería.

Este 0-1 dejó tocada a Eslovaquia y subió la moral de España, que antes del descanso marcó el llamado gol psicológico. Gerard Moreno, que nunca da un balón por perdido, lo peleó en el área y centró para que apareciera la cabeza de Laporte para hacer el segundo gol.

La segunda mitad fue un ciclón español, que salió cedida a reinvindicarse. Así, poco a poco fueron cayendo los goles hasta llegar al 0-5. Sarabia marcó el tercero de los españoles tras una gran jugada colectiva, mientras que el propio Sarabia asistió para que Ferran Torres de tacón hiciera el cuarto. Un golazo.

Y la suerte de cara a gol que le faltó al conjunto español en anteriores encuentros, finalmente estuvo de su parte cuando Kucka tras un remate de cabeza de Pau Torres que le golpeó en la pierna se marcó en propia puerta. Con el pitido fina, fiesta española con un público entregado y decepción en Eslovaquia.

En los octavos de final la Furia Roja se enfrentará a la Croacia de Luka Modric. Gran duelo para el conjunto de Luis Enrique.

En otra cancha, Suecia y Polonia protagonizaron un espectacular partido en San Petersburgo que se saldó con 3-2 en el marcador. Emil Forsberg y Robert Lewandowski, protagonistas con sendos dobletes, pero Viktor Claesson fue el héroe sueco con un gol en el 90+3′.

Suecia clasificó primera del grupo E, España es segunda y Polonia se marcha a casa en la primera ronda.