Italia siempre vuelve. A la Eurocopa 2020 llegó en el papel que mejor desempeña: Un equipo discreto y sin muchos focos de favoritismo. Sin embargo, ya espera rival en la final, instancia la que ha clasificado por cuarta ocasión luego de eliminar este martes en semifinales a España.

El partido terminó igualado en los 90 reglamentarios 1-1, resultado que persistió en los tiempos extra, pero penales la Azurra impuso 4-2.

Italia supo sufrir y aguantar los embates sin mucho peligro de los españoles que jugaban con 10 futbolistas por delante de su media cancha. Y en una jugada donde parecía que los dirigidos por Luis Enrique podrían generar una llegada peligrosa Gianluigi Donnarumma, tomó la pelota y comenzó un contragolpe letal de los italianos.

Cinco toques después el esférico terminó dentro del área y en los pies de Federico Chiesa, quien con la marca encima, se puso de frente al marco de Unai Simón, se perfiló y de derecha sacó un disparo que colocó a segundo poste del arquero vasco, que no pudo hacer nada para evitar la caída de su meta al minuto 60.

Luis Enrique solo espero dos minutos para mandar al campo a Álvaro Morata. Y 18 minutos después, el criticado delantero surgido del Real Madrid, se volvió a convertir en el héroe español al marcar Con un disparo dentro del área, tras una buena triangulación con Dani Olmo, que lo dejó solo y delante de todos los defensas italianos.

La Furia, con el ánimo a tope por el empate recuperó el control y terminó el tiempo reglamentario encima del cuadro italiano, aunque ya no pudo marcar el tanto de la diferencia, y el juego se fue a tiempos extra. Ahí tampoco pasó del empate 1-1 y en los penales, Morata, el héroe del empate falló su lanzamiento.

Ahora Italia espera el rival que saldrá del juego entre Inglaterra y Dinamarca, que se juega este miércoles a la 1:00pm.