Dos imágenes de Mike Tyson activaron las alarmas entre los fanáticos: se lo vio caminando por Nueva york asistido por un bastón, y trasladándose en silla de ruedas en el aeropuerto de Miami. El ex boxeador suele compartir en sus redes sociales imágenes de su exigente y feroz entrenamiento a los 56 años. Sin ir más lejos, en 2020 animó una pelea de exhibición ante Roy Jones Junior, que resultó un éxito por la cantidad de espectadores que la siguieron por TV.

Pues bien, Iron Mike terminó con las especulaciones alrededor de su salud mediante una entrevista con Newsmax TV. “Tengo ciática y de vez en cuando este problema aparece. ¡Cuando estalla, no puedo ni hablar! Gracias a Dios es el único problema de salud que tengo. Estoy espléndido ahora”, buscó transmitir tranquilidad entre sus admiradores.

La misma versión le había brindado su entorno a TMZ: “Está lidiando con un ataque al (nervio) ciático. Nada serio. Solo un riesgo laboral para un atleta como él”. No obstante, las imágenes habían timado otro cariz combinadas con sus declaraciones de hace unas semanas en su podcast Hotboxin’ with Mike Tyson. “Todos vamos a morir algún día, por supuesto”, prologó entonces. “Luego, cuando me miro en el espejo, veo esos pequeños puntos en mi cara y digo ‘Vaya, eso significa que mi fecha de vencimiento está llegando muy pronto’”, sentenció, más pesimista que nunca.

A lo largo del 2022 se habló de su regreso al ring: se especuló con la reedición de enfrentamientos ante titanes como Lennox Lewis o Evander Holyfield, o un cara a cara con el youtuber Jake Paul. “Podría ser muy interesante. Todo es posible, sí, pero tiene que pasar este año”, había advertido Tyson en junio, sin cerrar la puerta de un combate de alto impacto mediático con el influencer.

Sin embargo, en la entrevista en la que habló de su salud, casi que lo descartó. “Los chicos quieren pelear conmigo por 100 millones de dólares. Pero creo que nunca más volveré a hacer algo así. Quería hacerlo la primera vez, sólo por diversión. Luego, algunas personas lo llevaron a otro nivel y sólo lo querían por temas financieros, por lo que se acabó la diversión”, subrayó.

Fuente: Infobae