España y Croacia protagonizaron el que hasta ahora es el duelo más espectacular de la Eurocopa 2020. Hubo goles y drama.  Hubo fútbol. Esta épica batalla se resolvió hasta el tiempo extra, con un marcador de 3-5 y la Roja avanzó a Cuartos donde espera al ganador de Francia y Suiza.

Álvaro Morata al fin encontró el gol y lo hizo en el momento más crítico para el equipo de Luis Enrique, porque el delantero de la Juventus marcó el 3-4 para España en el primer tiempo extra, al 100′, resultado que Mikel Oyarzábal redondeó 3-5 tres minutos después, al 103′, para darle el pase a los ibéricos.

Croacia dio un partido de altos kilates y se levantó de un 3-1, gracias al agónico tanto de Mario Pasalic al 90+2, mientras que Mislav Orsic había marcado el 3-2 al 85′.

Parecía que los muchachos de Luis Enrique iban a cerrar con tranquilidad el juego al tener dos encima de la corajudo escuadra croata, gracias a los tantos de César Azpilicueta al 57′ y de Ferrán Torres al 76′.

Pero los subcampeones no se rindieron, aunque no pudieron sostenerse ante la Roja en los tiempos extra.

El pase de la Roja a Cuartos también tiene tintes de hazaña, porque la escuadra de Luis Enrique, tuvo que levantarse después del tremendo oso del arquero Unai Simón a los 20 minutos del primer tiempo, quien intentó controlar un balón, pero el balón terminó anidado en las redes españoles.

Sin embargo, después el arquero del Athletic de Bilbao se reivindicó, sobre todo con tremendas atajadas en el tiempo extra, una en particular, que impidió que Croacia se pusiera adelante; en la siguiente acción, Morata encontró el cuarto gol para España y el resto es historia.