La FIFA recibió la apelación de la Federación Mexicana de Futbol, que busca reducir al menos en un partido la sanción de dos juegos de veto que se le impusieron a la Selección Mexicana, por los gritos homofóbicos que se escucharon en el Estadio Azteca, en los compromisos contra Canadá y Honduras, la pasada fecha FIFA.

Según fuentes al interior de la FMF, se apeló la sanción de dos juegos, pero esperan que al menos se les reduzca a un partido el castigo.

Hace unos días, la Federación de Panamá de Futbol anunció que no pagarían el veto de partido que también se le impuso por gritos homofóbicos en la fecha FIFA de noviembre, pero el máximo órgano del Futbol explicó que no han sido exhimidos de culpa.

La dificultad de la última apelación de la FMF es que en esta ocasión es una reincidencia, debido a que ya había sido castigado con un partido de veto por los gritos homofóbicos. La diferencia es que en esta ocasión se hicieron campañas y se aplicó el protocolo.