Honduras se despidió de la Copa Oro tras perder 3-0 contra México en los cuartos de final. El equipo nacional jugó su peor partido del torneo, pero hay que mencionar que perdió a Romell Quioto y Alberth Elis por lesión y a otros cinco por jugadores por COVID-19.

La H comenzó muy mal. Sin orden. Aturdido y abrumado por el rival. El primer gol tardó en llegar gracias a la resistencia de Luis «Buba» López.

Pero al minuto 25 se terminó la resistencia. Héctor Herrera lanzó un trazo largo a la derecha, donde recibió Luis Rodríguez, quien envió un centro encontrando completamente solo a Rogelio Funes Mori y este en medio de Álvarez y Figueroa saltó para colocar el 1-0.

Honduras no defendía y menos atacaba. Estaba entregado y el Tri percibió el olor a víctima. Al minuto 31, Álvarez, tras un centro, rechazó el balón al frontal del área y ahí lo recibió Jonathan Dos Santos, quien soltó un zapatazo que se coló en el rincón derecho del marco de «Buba» López.

El 3-0 llegó después de un centro desde la derecha que fue cabeceado por Orbelin Pineda, quien adelantó a Álvarez para vencer a Buba.

En la segunda mitad Honduras no mejoró, pero México guardó fuerzas para las semifinales por eso no hubo una debacle mayor. Honduras sí estaba plagada de ausencias por lesiones y positivos de Covid-19, pero el grupo que jugó en Phoenix no mostró rebeldía. Hay muchas lecciones para Fabián Coito.

México se enfrentará en las semifinales al ganador de la llave entre Canadá y Costa Rica, que juegan este domingo.