La muerte de la boxeadora mexicana Jeanette Zacarías, hace unas horas en Canadá, ha despertado una ola de solidaridad en México, donde fue seguida su evolución desde que se desvaneció tras una pelea el pasado sábado.

«Descansa en paz Jeanette Zacarias Zapata, mis pensamientos y oraciones están con tu familia y seres queridos», escribió en su cuenta de twitter el campeón mundial supermosca de la Asociación Mundial de Boxeo, Francisco Estrada. La pugilista de 18 años perdió por nocaut el sábado en el cuarto asalto de un combate de peso welter ante la canadiense Marie-Pier Houle. En los últimos minutos del cuarto round recibió buenas combinaciones mientras estaba contra las cuerdas y aunque el árbitro detuvo el enfrentamiento, poco después la mexicana fue incapaz de mantenerse en pie.

Después de varios días en coma, este jueves los médicos anunciaron el fallecimiento de la boxeadora, que ganó dos combates como profesional y sufrió cuatro derrotas, tres de ellas por nocaut. «Lamentamos profundamente el sensible fallecimiento de la boxeadora mexicana Jeanette Zacarías. Nuestras condolencias para sus familiares y amigos», comentó la promotora Zanfers. En declaraciones reproducidas por los medios mexicanos, el presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Mauricio Sulaimán, lamentó la muerte y confesó que hablar con el padre de la peleadora le causo una terrible pena.