Acaba de confirmarse el fichaje del español Sergio Ramos, pero en España y Francia ya se menciona que el PSG tiene un nuevo objetivo: Paul Pogba.

Primero fue Georgino Wijnaldum, después  Achraf Hakimi,  Sergio Ramos y Gianluigi Donnarumma. Cuatro nombres que cambian la cara a un PSG que prometió a Neymar, cuando le renovaron, un megaproyecto. El quebradero de cabeza máximo es Kylian Mbappé, que sigue dando largas a su renovación.

Sin embargo,Leonardo está cumpliendo con creces con su promesa y por eso ya analiza sus movimientos para hacerse con los servicios del centrocampista del Mancherter United.

El pasado 10 de junio, el mediocampista en la concentración con la selección francesa, afirmaba que no había «recibido ninguna oferta». Ni de renovación (acaba contrato en 2022), ni de traspaso. Sin embargo, si esta llegase desde París la recibiría de buen grado, ya que según informan fuentes próximas al futbolista de 28 años a L’Équipe, a Pogba le seduce la idea de jugar como local en el Parque de los Príncipes.

Es más, el prestigioso diario francés añade el precio que habría que pagar para hacerle cambiar de aires: entre 50 y 60 millones de euros.