La tragedia casi de ha e presente en una cancha de futbol en el occidente de Honduras, luego que tras finalizado un encuentro de gran final en una liga local, el árbitro central del partido sacará su arma de fuego y detonara la misma.

El hecho insólito se produjo en la comunidad de La Jigua, Copán, cuando el árbitro central se sintió amenazado al final de partido y con pistola amedrentó a los presentes.

Según testigos, el hecho se dio luego que los aficionados del equipo que perdió la final de una liga burocrática, pretendían linchar al juez y este para cuidar su integridad sacó un arma de fuego para controlar la situación.