La Juventus lanzó bien su nueva campaña en Liga de Campeones, después de haberse clasificado ‘in extremis’ la temporada pasada. La victoria contra el vigente campeón Chelsea a finales de septiembre, antes del parón internacional, ha favorecido la moral de los pupilos de Massimiliano Allegri tras su discreto inicio de la Serie A.

Los turineses derrotaron el domingo a la Roma merced a un gol de Moise Kean, pero aún son sólo séptimos en la tabla. Su viaje a Rusia el miércoles les dará una idea más clara de su potencial actual.

Al mismo tiempo, los hombres de Thomas Tuchel, vigentes campeones de Europa, deberán poder mejorar sus registros goleadores ante el colista de la llave H, el modesto Malmö sueco (cero puntos, 7 goles recibidos).