El Milan vuelve a ocupar la cima de la tabla junto con el Inter (a la espera del Sampdoria-Nápoles de mañana) gracias a un triunfo ante el Venecia en el que brillaron, una vez más, dos exblancos: Brahim y Theo. Los de Pioli, tras el positivo empate con la Juve, sumaron así su cuarto triunfo en cinco jornadas ligueras. 

Los de Paolo Zanetti complicaron bastante la primera parte a sus rivales, incapaces de rematar a puerta antes del descanso. Los milaneses se aferraban a las llegadas de Leao, pero no lograron crear grandes peligro y Pioli se vio obligado a cambiar en la segunda mitad. El técnico sacó a Saelemaekers y Theo, que cambiaron el rumbo del enfrentamiento.