El deterioro del estadio de Nacional de Tegucigalpa ha sido exhibido en nivel nacional e internacional.

El gobierno de la República había aprobado un  presupuesto de 200 millones de lempiras para el mejoramiento del inmueble deportivo,  sin embargo hasta la fecha no ha existido ningún tipo de mejora al vetusto estadio.

Hoy el inmueble capitalino recibido una «manita de pintura» esto debido a los actos cívicos en conmemoración del Día de la independencia.

El estadio nacional tiene más de 70 años y ha sido objeto de muchas críticas debido al deterioro de sus instalaciones.