París, 14 sep (EFE).- Un sofoco que duró 70 minutos que acabaron gracias al argentino Leo Messi, quien fue decisivo por su asistencia y gol para que el PSG doblegase por 1-3 al Maccabi Haifa, que llegó a adelantarse en el marcador.

Sin embargo, frente al rival teóricamente más débil del grupo H, el PSG naufragó todo el primer periodo y buena parte del segundo, pero la calidad de los parisinos terminó por imponerse ante un rival desfondado.

El gol de Chery (m.24) tuvo réplica en Messi primero (m.37), en Mbappé después (m.69) y en Neymar por último (m.88). El tridente se compartió el botín.

Los de Christophe Galtier suman así tres puntos que les sirven para compartir liderato de grupo con el Benfica, que obtuvo una sorprendente victoria ante el Juventus de Turín.

Nápoles vence a Rangers

El Nápoles logró una importante victoria en su visita a Glasgow como colofón a un intenso duelo donde el veterano portero Allan McGregor a punto estuvo de convertirse en héroe cuando su equipo se quedó con diez.

El firme triunfo, sellado con los goles de Matteo Politano, Giacomo Raspadori y Tanguy Ndombele, acentúa el dominio del equipo de Luciano Spalletti, líder de su grupo por delante del Liverpool, al que goleó hace una semana. Seis puntos en dos partidos acumula el representante italiano.