Hay de clientes a clientes y México es de los consentidos para Estados Unidos en este 2021, primero lo derrotó en la Nations League, luego en Copa Oro y ahora en la eliminatoria, y por si fuera poca la humillación también volvió el famoso “dos a cero” que tanta burla ha causado entre la fanaticada estadounidense.

Estados Unidos ganó 2-0 con goles de Christian Pulisic, el famoso Capitán América que desde septiembre sumaba menos de 30 minutos por una lesión que lo dejó fuera y con cinco minutos en el campo ante México tuvo para ser verdugo de nueva cuenta y sobre el final Weston McKennie puso el punto final Hay jugadores que se cansan de demostrarle al Tata Martino que no tienen nivel para estar en la Selección, pero el estratega no lo quiere ver y en el pecado lleva la penitencia, pues si bien el Tri sigue en zona de clasificación el proceso del Tata tiene muchas dudas.

Al Tri le tienen tomada la medida, Gregg Berhalter ya aprendió a jugarle a México, y el Tata no ha aprendido las lecciones que desde el verano pasado le dejaron. México tuvo tres opciones claras que no supo concretar en el primer tiempo, primero Edson, luego Chucky y después de Tecatito, pero ningún balón entró, la puntería no estuvo fina, la suerte estaba del lado estadounidense. En el segundo tiempo Estados Unidos le dejó en claro a México que esta generación de jugadores le hará la vida imposible y que si no tienen un cambio de jugadores vendrán tiempos peores.

Primero en el gol de Pulisic, Gallardo, Chaka y Cata Domínguez fueron exhibidos en una sola jugada hecha por Weah y el jugador del Chelsea, y en el segundo los mismos jugadores volvieron a fallar. Cincinnati le hizo la vida de cuadritos en todos los aspectos, todo lo que dejó de ser Columbus hace cuatro años, y es que de nueva cuenta a una sola voz la afición le restregó en la cara ese grito que tan humillante ha sido por años “DOS A CERO”.