Después del 0-4 sufrido en la segunda fecha de la Premier League, Erik ten Hag, director técnico del Manchester United, aseguró que en el entretiempo podría haber sacado a los 11 futbolistas, si se lo hubiesen permitido.

El neerlandés que llegó esta temporada a los Red Devils se mostró muy molesto por lo que sucedió en el campo de juego: “El equipo tiene que asumir la responsabilidad. Les pedí a los jugadores que jugaran con fe y asumieran la responsabilidad, eso es lo que no hicieron”, señaló. Pero no fue la única crítica al plantel.

“Estamos como equipo en un proceso difícil y esperas un comienzo diferente. Parece que lo que sucede en la última temporada pasada, lo traemos a esta temporada. Tenemos que cambiar eso rápidamente”, explicó Ten Hag quien reclamó con urgencia la llegada de refuerzos. Necesitamos jugadores nuevos y de calidad», dijo el DT.

En el entretiempo, el DT realizó tres modificaciones: sacó de la cancha al argentino Lisandro Martínez (uno de los fichajes que él había pedido), al defensor inglés Luke Shaw y al mediocampista brasileño Fred. Al ser consultado sobre por qué escogió a esos tres futbolistas, fue sincero: “Se trataba de traer nuevos jugadores a la cancha. Podría haber cambiado a los otros ocho también”.