El Platense, histórico club del fútbol de Honduras, sigue dando tumbos, mancillando su historia.

El club escualo descendió la temporada pasada a la Liga de Ascenso y su inicio en el campeonato no es esperanzador.

Los porteños perdieron de local, ante su gente, por goleada 3-0 ante el Parrillas One.

Los resultados anteriores tampoco venían siendo buenos para los escualos, situación que llevó a la directiva y al entrenador Ramón Maradiaga tomar decisiones que terminaron con la salida del técnico.

Durante la semana llegó el uruguayo Augusto Camejo para hacerse cargo de la institución de Puerto Cortés.