Shaquille O’Neal levantó la polémica al asegurar que no heredará nada de su fortuna a sus hijos, ya que busca darles una buena educación:

«Mis hijos son mayores ahora. Se enojaron conmigo; yo no estoy realmente molesto con ellos, pero no entienden. Hay una regla: la educación. No me importa si juegas básquetbol. No me importa nada de eso. Tengo seis hijos. Me gustaría tener un médico, un farmacéutico, un abogado, alguien que sea dueño de un fondo de inversión, alguien que sea dueño de varios negocios y que se haga cargo de los míos. Pero les digo que no se los voy a dar, tienen que ganárselo”.