Hace apenas una semanas, el Atlético Pinares de Ocotepeque era serio aspirante a llegar a la Liga Nacional de Honduras, pero este miércoles el equipo del occidente del país ha confirmado en sus redes sociales que ya no será parte de la Liga de Ascenso.

El Pinares es un equipo de Aguacaliente, en la frontera con Guatemala y que pertenece a la familia del extinto Walter «General» López, futbolista que destacó en Motagua y Olimpia, entre otros clubes.

«Gracias a todas las personas que colaboraron con lo que pudieron y nunca hicieron de lado el equipo», dice un fragmento del comunicado colgado en las redes sociales club, que no aclara el futuro del mismo, pero asegura que «volverán más verdes que nunca».

Ha trascendido que la franquicia del Pinares pasará a la ciudad de la La Ceiba donde tomará el nombre de Club Deportivo Alvarado.