La Comisión de Disciplina se reunió esta mañana y en base a la invasión de cancha en el clásico; castiga al «home club» Olimpia con 4 juegos sin poder jugar en condición de local con las puertas abiertas al público.

Al medio tiempo del encuentro celebrado el domingo en el estadio Morazán, aficionados de Olimpia invadieron el terreno de juego para buscar riña con seguidores del Motagua ubicados en el sector de preferencia.

Eso sucedió cuando los jugadores estaban descansando en sus camerinos mientras arrancaba el segundo tiempo.

El mal comportamiento de la afición olimpista fue sancionado fuertemente por el ente disciplinario que castigó con cuatro partidos a puertas cerradas y una multa de 30 mil lempiras.