Olimpia le pasó por encima al Real España y lo derrotó 2-0 con dos anotaciones de Jorge Álvarez.

La gran figura fue el mediocampista Jorge Álvarez, que con dos tremendos goles se hizo presente en la final y pone a soñar al olimpismo con un nuevo tetracampeonato, y darle a Pedro Troglio el título de único tetracampeón en la historia del futbol catracho.

Los albos fueron infinitamente superiores, ante un Real España que fue un verdadero mar de nervios en el estadio Nacional que lució espectacular con la presencia masiva del público capitalino.

Eddie Hernández hizo dos avisos en serio al marco de “Buba”, que a pesar del triunfo y los goles anotados del Olimpia, evitó que la goleada fuera superior.

Jorge Álvarez en una jugada en ofensiva, rompió la frágil zaga del equipo catedrático, se perfiló de frente dejando las marcas atrás y al ver que Buba venia en su entro, la pelota la cacheteó por encima para marcar un gol de antología y la locura del publico merengue.

“Buba” se multiplican en el marco, y el esfuerzo fue máximo que inclusive se vio desmejorado en su condición fica por el desgaste.

La Máquina no tuvo ningún acercamiento al marco de Menjivar, que fue un espectador más en el juego. Real España resintió mucho la ausencia de su goleador Ramiro Rocca.

SEGÚNDO TIEMPO

El segundo tiempo fue casi lo mismo de lo vivido en los primeros 45 minutos, con un equipo altamente superior, con la tenencia de la pelota y provocando llegadas una y otra vez.

Las tarjetas se mostraron a discreción en contra del Real España, que entró en el juego brusco producto de la incapacidad mostrada en el juego.

Llegó el segundo gol y una estocada de muerte para el Real España. Desde un lanzamiento de esquina la pelota quedó picando, y desde fuera del área, con una soltura de crack y sin dejar caer la pelota, llegó el gol de la tarde por parte de Jorge Álvarez, que de distancia fulminó a Buba y estremeció las redes para el 2-0 del juego.