Apúntele una vergüenza más a la Selección Nacional de Honduras.

Ahora el ridículo se lo lleva la selección sub 23 al caer derrotado por 6 – 0 ante Corea del Sur y caer al último puesto y eliminados de los juegos Olímpicos.

Fue una madrugada de pesadilla para el fútbol catracho con una selección vulnerada completamente ante una selección coreana que no desaprovechó ningún tipo de oportunidad.

El árbitro Georgie Kabakov de Bulgaria, también se ensayó con la H al marcar dos dudosos penales y expulsar a Carlos Meléndez  jugador del Motagua.

Honduras deberá recomponer su destino y Fabián Coito con Miguel Falero deberían hasta considerar su renuncia de la selección por los dos fracasos que se suma también al de la Copa Oro con la Selección absoluta.

Deja tu comentario