El jugador del FC Barcelona Memphis Depay firmó esta noche un partido memorable y le dio a Países Bajos, con tres goles y una asistencia, la victoria frente a Turquía (6-1) y el liderato de su grupo.

Depay, intratable y espectacular, mostró olfato goleador con su ‘hat trick’ y dejó pinceladas de elegancia futbolística. Su asociación con el centrocampista del Ajax Davy Klaassen hizo disfrutar no solo a los aficionados neerlandeses, sino a los amantes del balompié. Ambos jugadores protagonizaron los primeros tres tantos de Países Bajos ante una Turquía desaparecida, sin chispa, con graves carencias atrás y una casi nula capacidad ofensiva.