El partido entre Panamá y El Salvador, del próximo 16 de noviembre, en el estadio Rommel Fernández se jugará sin público, según informó la Federación Panameña de Fútbol.

La FEPAFUT informó que la FIFA sancionó el estadio Rommel Fernández tras los hechos ocurridos el pasado 10 de octubre durante el partido entre Panamá y Estados Unidos (1-0) en donde aficionados invadieron la cancha, además que otras personas lanzaron balones.

La FIFA, también, puso una sanción económica de 50 mil francos suizos a la FEPAFUT, quien buscará apelar a la decisión de la ente rectora para poder tener público en su partido ante La Selecta el próximo 16 de noviembre en casa.

Panamá no es la primera selección castigada durante las eliminatorias y es que la selección mexicana recibió el mismo castigo tras varios avisos por el grito homofóbico, por lo que tuvo que jugar el duelo ante Jamaica de la primera fecha a puerta cerrada.