El pelotero Mauricio Dubón sigue con los pies en la tierra pese a ser el único hondureño que ha logrado pisar los campos de la MLB. El catracho con un gesto de modestia saludo a compatriotas que asistieron al estadio de los Gigantes de San Francisco.

Mauricio saludo a los compatriotas con gran jovialidad e incluso en buen caliche catracho les dijo “qué pedo”. A quienes saludo seguramente eran sus conocidos por lo saludaron con mucha confianza.

Dubón platicó un momento con los aficionados y les preguntó si regresarían al siguiente día. Una de las mujeres del grupo le dijo «regálame tu gorra» y él sin dudarlo acerco su cabeza para que ella la tomara.