El entrenador del Real España, Raúl “Potro” Gutiérrez, lamentó que hicieron un buen partido ante Olimpia en la final de ida del torneo Apertura de la Liga Nacional.

La Máquina perdió 2-0 y el técnico aurinegro no escondió su tristeza y preocupación el mal rendimiento de su equipo.

“Creo el fútbol es muy caprichoso en todo sentido; vimos que ellos aprovecharon la localía junto con las circunstancias que habían. Hicimos un partido muy desconectado y entonces el próximo juego será más complejo, nosotros tenemos que hacer el gasto, pero no hay nada definitivo”, dijo Gutiérrez.

Agregó “dicen por allí que el 2-0 es el marcador más engañoso y yo no comparto, pero por situaciones de voltereta se ha hecho ese dicho. Tenemos que dar la cara, hacer un partido distinto, mostrar el escudo del Real España en el pecho como debe de ser y defenderlo como debe ser. Será otro encuentro, complicado, pero es fútbol y todo puede pasar”.

El técnico aurinegro no comprende que sucedió, porque su equipo no estuvo conectado en el terreno de juego.

“Es difícil saber, esa desconexión empieza por la iniciativa de juego, el sobresalto del partido, el rival que por supuesto hizo su labor para no permitir conectar. Soy convencido de que el equipo dejó de hacer muchas cosas de las que había sido ejemplar mostrando una estructura a la hora de jugar. Cuando vienes practicando una forma y en un partido cambias, sale lo que hoy salió. Hay que volver a poner a los jugadores en sintonía y atenerlos a ellos. Es difícil explicar qué pasó porque hay que hablar con ellos”, explicó.

Además, habló sobre la salud del delantero Ramiro Rocca, quién fue baja por enfermedad.

“Estas son de esas circunstancias que te caen en el peor momento. Teníamos a tres jugadores refriados y Ramiro Rocca era uno de ellos, al que más le pegó la enfermedad. Afortunadamente se les hizo la prueba del Covid-19 y salieron negativos. Los otros eran Kevin Álvarez y Carlos García, eso nos obligó a darle otro giro a la plantilla inicial. El equipo había venido jugando con Darixon por afuera y con Ramiro y Omar Rosas por dentro, cuando tuvo ese cambio no tuvimos productividad”, detalló.

Cerró diciendo que para ser campeón el plantel de jugadores debe levantarse y saber que son capaces de ganar en casa.

“Uno tiene un consejo de vida, que cuando andas perdido hay que volver a las bases y esa es una situación que siempre da resultados. Hay que recordarles eso, el juego de hoy no hubo desempeño, eso te lo puedes permitir con otros equipos y no contra Olimpia y en una final; entonces, pagamos factura. Estos son partidos de alta competencia y se necesita alto nivel de atención que no tuvimos”, expresó.

Cerró diciendo “el equipo ha venido creciendo en la parte mental y nosotros simplemente vamos a acudir a esos mensajes y recomponer la figura que tenía el equipo. Cuando quieres hacer algo distinto que te dio resultados, haces esto. Falta un partido, esto es fútbol y cualquier cosa puede pasar”.