El Real Madrid no pudo en casa ante un gran Girona y empata 1-1 para regresar al liderato de LaLiga.

Los primeros minutos del encuentro parecían presagiar una goleada en el Santiago Bernabéu y tras una clara opción de Luka Modric, el cuadro catalán se despertó para plantarle cara a los blancos.

El Madrid movía el balón con cierta velocidad, pero sin encontrar algún hueco entre líneas para hacer daño a su rival. Por su parte, el Girona tenía muy claro su plan de juego y le salía muy bien. Al minuto 18 un centro desde la derecha fue rematado por Valery que se iba ligeramente desviado. Unos minutos después fue Valery que le ganó por la izquierda en el mano a mano con Dani Carvajal puso un centro raso atrás para la llegada del venezolano Yangel Herrera que estrelló su remate en el horizontal.

Ante estos dos llegadas de peligro, comenzaron los murmullos entre los aficionados, quienes también reprochaban la pobre imagen de su equipo con silbidos. El encuentro se fue al descanso con la sensación de que el equipo catalán pudo irse con ventaja.

Para el complementario, el ritmo del partido no cambiaba con ambos equipos buscando romper el cero. Al Madrid con el pasar de los minutos le fue entrando la desesperación hasta que por la banda derecha se juntaron Luka Modric, Dani Carvajal y Fede Valverde. Precisamente el uruguay ganó la línea de fondo y puso un centro raso que cerró Vinicius para poner el 1-0 al 70′.

Pese al resultado el Girona no bajo los brazos y siguió buscando el empate y este llegó de la mejor forma posible y con ayuda del VAR. En el minuto 78, el juego se detuvo para que el árbitro Melero López revisara en el videoarbitraje una posible mano de Marco Asensio tras un tiro libre. Tras la revisión el árbitro del encuentro señaló penal y fue el uruguayo Stuani que colocó el empate al 80′.

El conjunto blanco se volcaría al ataque y en el 89′ Rodrygo marcaría el 2-1, pero el mismo fue anulado porque el árbitro considero que el arquero Gazzaniga tenía el balón en su poder cuando el brasileño remato. Por esta acción llegaron los reclamos de Toni Kroos que se iría expulsado por primera vez en su carrera por acumulación de amarillas.

El Real Madrid es líder con 32 puntos, uno más que el Barcelona.