Shakira perdió la batalla contra Gerard Piqué y no podrá mudarse a Miami con sus dos hijos. Aunque en varias ocasiones le repitió que necesita llevárselos porque están siendo acosados por los paparazzis, el futbolista no quiere dar el brazo a torcer y recién en dos años podrán volver a evaluar la situación, según informó la prensa española.

La cantante le había hecho una gran oferta económica a su ex para que accediera a firmar los permisos. Sin embargo, él decidió rechazar los 2 millones de dólares que iba a usar para saldar parte de una deuda, lo que confirma que Sasha y Milán continuarán en Barcelona, al menos hasta que terminen la escuela primaria.

 La colombiana tampoco puede elevar la solicitud a un juez, ya que no hay motivos para juzgar al deportista como un mal padre.

En la última reunión que tuvieron, Piqué se levantó enojado y le remarcó a Shakira que ella no puede comprar todo con dinero por el solo hecho de ser millonaria.