El América tuvo el adiós más cruel. Su torneo de cuento de hadas terminó ante el ahora finalista Toluca y debido a la intervención del VAR, que al (90’+2′) invalidó el gol de Henry Martín que le daba a los azulcremas el pase al juego por el título del fútbol mexicano.

El partido de este sábado por la noche en el Azteca de Ciudad de México quedó 1-1, pero Toluca había ganado 2-1  como local a mitad de semana.

La buena temporada de América acabó en nada, las errores defensivos de las Águilas los castigaron en la serie contra Toluca, que se llevó el pase a la Final luego de haber empatado a un gol en la cancha del Estadio Azteca. Fracasó el cuadro de Coapa y hay que decirlo como es, porque las expectativas de este equipo eran mayúsculas y a la hora buena se quedó sin trascender.

Y es que Toluca supo sufrir, tuvo el temple para soportar la atmósfera del Coloso de Santa Úrsula que se vistió de fiesta, pero le negaron la entrada por la puerta grande a la gran fiesta.

Los planes de ambos entrenadores cambiaron y a los dos les dieron resultados. Ambriz sabía que necesitaba jugadores que tuvieran más tiempo la pelota, por ello le dio ingreso a Fernando Navarro y se protegió en defensa con Jorge Torres Nilo.

Mientras, el Tano buscó vértigo con Brian Rodríguez en lugar del Cabecita, buscaba desborde, pero le costó a su equipo encontrar huecos porque los Diablos estaban bien parados con dos líneas de cuatro, todos por detrás de la pelota.

Como se esperaba, los de Coapa asumieron la iniciativa, tomaron la pelota y se fueron en busca de Tiago Volpi, pero los escarlata estaban preparados para ello.

Los primeros intentos de América fueron bien contenidos por la defensa escarlata y después vino un error en defensa, no ha sido capaz el equipo de mejorar esas situaciones y a la salida de un córner, Navarro peinó en primer palo, un desajuste en las marcas permitió a Torres Nilo empujar la pelota con el pecho. Los Diablos se pusieron en ventaja al 29’ y obligaban a las Águilas a ir por dos.

Necesitaba el equipo del Tano una reacción de bravura, pero el orden de Toluca era casi perfecto. Lo primero que hizo América fue no estresarse, quedaba tiempo por delante y a partir de la calma llegó el gol, un cambio de juego lo controló Brian y el charrúa mandó un centro a segundo palo, ahí apareció Zendejas, quien remató con la cabeza y empató el juego al 35’.

Misma tónica y América la tuvo casi al inicio, cuando Henry encontró a Brian, pero el charrúa la echó por un costado. Ortiz no se lo pensó más y mandó a Roger por un extraviado Valdés y a Aquino por Sánchez para cuidar la amarilla del guaraní.

Fidalgo acarició la gloria cuando cabeceó un centro de Roger, pero Volpi apagó el peligro. Miraba el reloj Toluca y quedaba una larga media hora para ellos y era poco para las Águilas. Luego vino el Cabecita por Brian, era la hora para redimirse de Jonathan, pero el charrúa no gravitó como se esperaba.

El oficio de los Diablos apareció, fueron enfriando el partido y en América nadie lograba explotar. Y nadie pudo hacerlo, se nubló en ataque el equipo de Ortiz, ese que se cansó de hacer goles en la fase regular y en los cuartos de final, pero que en las semifinales se estrelló de fea forma por su falta de contundencia defensiva, sobre todo en el juego de ida y que fue incapaz de corregir en la vuelta.

Aunque Henry marcó el segundo, fue anulado por fuera de juego del yucateco Se queda sin Final América una vez más y Toluca ahora buscará romper la maldición del sexto lugar que nunca ha sido campeón.