El Platense de Puerto Cortés finalizó un torneo desastroso, el peor Platense de todos los tiempos de la mano del técnico Ramón Maradiaga.

Olimpia llegó al puerto, los derrotó por goleada de 4-1 doblete de Jerry Bengtson, uno más de Diego Reyes y otro de José García.

Platense se queda en el sótano con apenas seis puntos y tendrá que luchar el próximo torneo para lograr la permanencia.