La polémica entre Real España y Allans Vargas no termina. Un nuevo capítulo de esta historia salió a luz este sábado.

De acuerdo con Diario Diez, Vargas pidió asesoría a la Asociación de Futbolistas de Honduras y ahí le recomendaron que asistiera a la pretemporada de manera normal pues él no ha recibido notificación de su salida por escrito.

Atendiendo las recomendaciones el jugador decidió hacer presencia en los trabajos del conjunto aurinegro, pero cuando pidió sus implementos, no se le fueron entregados.

Diez consigna que Eduardo Sosa de la Asociación de Futbolistas, manifestó que acompañó al futbolista y se les dijo a los directivos  que él jugador,  “como tiene contrato vigente y respetando este vinculo, se hizo presente, porque todo lo que se la ha dicho es verbal”.

Confirmó  que no se le entregaron los implementos deportivos al jugador y que esto que consignado en una acta donde también se registra que él se presentó a cumplir con su contrato laboral.

Sosa le manifestó al medio antes citado que han solicitado a la dirigencia un documento por escrito sobre la decisión con Allans, para tenerlo como soporte.

La novela tendrá otro capítulo seguramente porque el jugador quiere rescindir su contrato y el equipo quiere enviarlo a préstamo, cosa que Vargas no quiere aceptar.