Cristiano Ronaldo perdió los papeles en el partido que el Manchester United jugó ante el Liverpool. El portugués, de 36 años, notó y mucho la tremenda paliza que los ‘reds’ le endosaron a los de Old Trafford en casa y se ensañó con un canterano del equipo de Klopp.

Todo sucedió en el añadido del primer tiempo. En ese momento, el marcador era ya de 0-3 y Cristiano falló un mano a mano ante Alisson.

El arquero se lo sacó, y Curtis Jones logró ganar el rechazo. En ese instante, Ronaldo soltó una patada al joven jugador. Con él en el suelo, le dio hasta dos pelotazos en la boca del estómago.

Roberson y Van Dijk fueron a recriminarle su acción a CR7. El árbitro, Anthony Taylor, pudo haber expulsado a Cristiano. Sin embargo, no fue así y todo se saldó con tarjeta amarilla.