Reservando a Lionel Messi y Luis Suárez, el Inter Miami rescató el sábado un sufrido triunfo 2-1 en la cancha del Vancouver Whitecaps, en una jornada de la MLS que vio un doblete del uruguayo Diego Rossi en la victoria del campeón Columbus Crew.

La controvertida decisión del técnico Gerardo Martino de dejar en casa a Messi, Suárez y Sergio Busquets le salió a la perfección, ya que sus sustitutos convirtieron los goles del Inter.

El delantero ecuatoriano Leonardo Campana, que ya le dio la victoria la semana pasada ante DC United, anotó el segundo gol de Miami en un contragolpe en el minuto 54 a pase del finlandés Robert Taylor.

Y el propio Taylor había abierto el marcador en la ciudad canadiense con un espectacular disparo en el 38.

Los locales descontaron en el 72 con un penalti convertido por el escocés Ryan Gauld y tuvieron varias oportunidades claras para igualar.

El juego estuvo marcado por la ausencia del trío de exfiguras del Barcelona, al que Martino dio descanso debido al largo viaje entre Vancouver y Miami (unos 4.500 km de distancia) y la cercanía del siguiente juego del miércoles ante Atlanta United.

La decisión generó una gran molestia entre la afición canadiense, que había agotado las 55.000 localidades con la ilusión de ver jugar a Messi.

Aunque la franquicia ofreció comida a mitad de precio como compensación, en las gradas se vieron varios letreros objetando la ausencia del ocho veces ganador del Balón de Oro.

«No creo que yo me tenga que disculpar pero sentimos mucho no haber podido viajar con nuestras estrellas», reiteró Martino.

El timonel argentino sí contó con el lateral español Jordi Alba, quien dio una gran asistencia en el primer gol de Taylor.

El extremo finlandés recibió la pelota en el pico del área, recortó hacia el interior y soltó un derechazo a la escuadra.

En el segundo tanto fue Taylor quien habilitó a Campana en un contragolpe que el ecuatoriano inició y finalizó con un gran golpeo de primera.

Martino aprovechó la ventaja para introducir al joven mediocampista argentino Federico Redondo, que no jugaba desde el 16 de marzo por lesión.

Tras recortar distancia con un penal cometido por Tomás Avilés, Vancouver se lanzó a un asedio final en el que pudo empatar con un cabezazo al poste de Fabrice Picault en el 81.

«Fue un partido muy difícil. Tuvimos que correr, trabajar y sufrir mucho. Pero creo que nos terminamos llevando un triunfo justo», sostuvo Martino.

– Goles de Rossi y Puig –

Con este triunfo, el Inter acumula 10 partidos invicto en la liga norteamericana (MLS) y conserva el liderato de la Conferencia Este con 34 puntos en 16 jornadas.

En otros resultados, un doblete del uruguayo Diego Rossi dio el triunfo 2-0 al Columbus Crew ante Orlando City en su último compromiso antes de la final de la Copa de Campeones de la Concacaf frente al Pachuca mexicano.

Los vigentes campeones de la MLS se adelantaron en el marcador en el minuto 45+1 con un penalti convertido por Rossi, quien sentenció el duelo en un contraataque en el 61.

Rossi asumió la responsabilidad ofensiva de Columbus ante la baja del delantero colombiano Juan Camilo ‘Cucho’ Hernández por un problema de espalda.

En otros escenarios, el Los Angeles FC (LAFC) derrotó 1-0 al Atlanta United en un partido definido por la expulsión del veterano arquero Brad Guzan.

El portero de Atlanta vio la roja directa por derribar al polaco Mateusz Bogusz cuando trataba de despejar la pelota fuera del área. Ese mismo tiro libre lo convirtió Bogusz en el único gol del partido en el minuto 63.

El argentino Thiago Almada, la figura de Atlanta, disputó la última media hora después de un partido de baja por lesión.

El Galaxy, la otra franquicia de Los Ángeles, venció 2-1 al Houston Dynamo con una diana del extremo brasileño Gabriel Pec y otra del mediapunta español Riqui Puig que, con el pelo recién teñido de rubio, lo festejó con una celebración inspirada en la serie «Dragon Ball».

Deja tu comentario